domingo, 14 de marzo de 2010

Aprendiendo a vivir sin ti,
jugando a estar atento,
caminando la ciudad,
yendo a la universidad,
creyendo en un futuro,
pegando afiches,
Te extraño, donde estas,
te espero sabiendo
que te esfumaste
por mi nariz hace mucho.

Eramos nubes,
no hacíamos en una esquina
donde nadie nos molestara
rozando la cordillera,
sobando maleza
quero volver a flotar
con tigo, los dos,
en el cielo rojo.

Me derrites, me pones fuego
y empiezo a diluirme,
me hago rojo, luego beige,
hasta volverme un carbon
negro y aspero.

Te mando flores,
de amapola y mis mejores
deseos y augurios,
retornarás invicta algún día,
me estrecharás y me amarás.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Parcerito, todo un maestro, sus escritos tienen ese "no se que" que lo cautiva a uno, que hace que uno sienta y viva cada silaba, cada palabra y cada frase, la verdad admiro mucho su capacidad para plasmar el mundo en tan cuatro o cinco versos, un abrazo enorme!!!

Anónimo dijo...

... en tan solo...

Sublimaciones dijo...

esta parte me gustó.

"Me derrites, me pones fuego
y empiezo a diluirme"

Maurcio Vargas dijo...

hehehehhe :P